Un taxista le salva la vida a una niña de 13 años de las garras de un depredador

Fin del viaje

Si algo tenía muy claro Satbir, era no abandonar a esa chica en la estación. Permanecería allí hasta que llegara el “amigo”. Esto a la niña le incomodaba pero el comportamiento de ella no cambiaba su opinión: debía asegurarse de que estaba a salvo.

Satbir Arora continuaba observando y esperando que apareciera esa persona. Se encontraba sin saber qué hacer y entonces, llamó a su esposa para explicarle lo que estaba ocurriendo. Ella era su esperanza y sabía que le aconsejaría.