Un taxista le salva la vida a una niña de 13 años de las garras de un depredador

Una estrategia perfecta

Satbir quería saber si ese chico era el que estaban esperando. Todo indicaba que era él pero necesitaba estar seguro. Para ello, le pidió prestado el móvil a la niña y marcó el número de la persona con quien se encontraría ese día en la estación.

La joven estaba asustada pero luego se tranquilizó porque sabía que un hombre noble y humano, aquel taxista, la estaba acompañando.