Un taxista le salva la vida a una niña de 13 años de las garras de un depredador

La llamada

Justo en el momento que Sam Hewings salía de la estación sonó su móvil. Efectivamente, era el hombre.

El pánico invadió su cuerpo y colgó sin decir una palabra. Esta llamada fue un punto clave para descifrar toda la verdad.